lunes, 19 de octubre de 2009

JABÓN CASERO: UNA BUENA FORMA DE RECICLAR EL ACEITE USADO (Aurelia)



Una de las cosas que más me intrigaba cuando era niña era "hacer jabón".
Cuando veía a mis abuelas, a mi madre o a mis tías con un montón de grasa de cerdo, de sebo o de aceite usado y decían que iban a hacer jabón. no podía concebir, cómo con una materia prima, con la que tanto uno se ensuciaba, podrían hacer ellas otro producto que limpiara las manchas producidas por su propia esencia, la grasa. Pero lo conseguían, vaya que si lo conseguían... La fórmula es bastante sencilla:

Ingredientes:

Aceite
Agua
Sosa
Ariel (detergente en polvo)
Harina
Sal

Elaboración:


Se vierte en un barreño aceite y agua en la misma proporción, se mezcla bien con una caña. Cuando el aceite y el agua estén bien mezclados se le añade sosa (1/4 de kilo por cada litro de aceite), se remueve todo muy bien, siempre en el mismo sentido porque si no corremos el riesgo de que se corte, a la vez que le vamos añadiendo sosa.
Una vez esté todo bien mezclado se vierte en un cajón, al que previamente se le habrá puesto un papel de periódico o similar en el fondo, y se deja uno o dos días hasta que se endurezca para posteriormente poder cortarlo, y de esta forma ya estará listo para su uso.

Truco:


En caso de que cuando se esté mezclando veamos que empieza a cortarse se le añade agua hasta que comprobemos que la mezcla vuelve a tomar su aspecto normal.

Al jabón casero se le atribuyen diversas propiedades curativas en ciertos tipos de infecciones, a parte de ser una de las mejores formas de reciclaje de los aceites y grasas que usamos en la cocina.

1 comentario:

  1. Que bueno, lo que quisiera saber ,¿que es sosa?gracias

    ResponderEliminar